• 0 item

    CÓMO CREAR EXPERIENCIAS DIVERTIDAS EN CASA

    Juegos en casa para la familia

    Juegos en Casa Yo me quedo en casa

    Juegos en casa para la familia

    Nuestros hijos disfrutan a lo largo de su vida de distintas experiencias, muchas de ellas van marcando rasgos de su personalidad, habilidades y desarrollo intelectual. Si nos preguntamos cuáles son las experiencias más predilectas por los niños pequeños, probablemente se mencionen aquellas actividades donde son totalmente libres para explorar y descubrir, sin presiones del ambiente o de los propios padres con frases tan escuchadas como “No te ensucies”, “No te mojes” o “Deja eso”. Sin embargo, es vital ser parte de su experiencia y compartir con ellos el juego y el aprendizaje diario, solo es cuestión de compromiso y mucha creatividad.

    Es por ello, que queremos contarte de algunos juegos en casa para la familia que resultan creativos, fáciles e impulsan el desarrollo óptimo de su hijo.

    Juegos con materiales sencillos

    Te proponemos algunos materiales que puedes utilizar y que son fáciles de conseguir en casa para crear experiencias divertidas.

    1. Hacer estampados es divertido para los niños y para esta actividad podemos utilizar sellos de diferentes formas, figuras, tamaños y materiales. Podemos empezar creando sellos de zanahorias o papas (recortamos la figura con ayuda de un elemento filudo), otros pueden ser de material microporoso o corchos.

    2. Utiliza papeles de diversas texturas y grosores. El papel es muy versátil, no solo puede servir para pintar sino también para arrugar, rasgar, ver a través de ellos haciendo orificios. Además, se pueden utilizar papeles transparentes o de colores como el conocido papel celofán. 

    3. Lo más simple, funciona. Dale vida a una sábana que ya no utilices, para realizar diferentes juegos, como: hacer una hamaca, ingresar debajo de ella, sacudirla y sentir el aire, para poner objetos encima como pelotas pequeñas y lanzarlos al aire. ¡Todo cuenta!

    4. Los juegos con gelatina también son muy divertidos, permiten al niño sentir la consistencia, los colores, olores y sabores diversos. Jueguen a transportar las gelatinas de distintas formas en un plato o recipiente y observar como tiembla. Además, pueden compartir una experiencia sensorial, usen las manos para sentir la textura o temperatura.

    5. Jugar con la luz. Todos en algún momento hemos realizado este tipo de juegos, usando nuestras manos o cuerpo para proyectar figuras en las sombras. También, podemos realizar seguimiento visual por medio de una linterna cuando se proyecta en la pared o utilizando papeles de colores así podremos crear situaciones interesantes para los niños. 

    6. Experimentar con alimentos de diversas texturas y sabores. A través de los alimentos los niños podrán sentir el crujir de las hojuelas de maíz, el dulce de la miel de abeja, la dureza de la canchita salada, o lo blando del algodón de azúcar, entre otros alimentos.

    Actividades para niños en casa 

    Juegos con niños mayores de 4 años

    Imagen


    1. Manualidades: Haciendo uso de diferentes materiales como plastilina, arcilla, témperas o coloreando las figuras de los personajes favoritos de tu hijo. Anímate a realizar juegos con moldes, recortar, armar y decorar, de esta forma podrás estimular su atención y concentración. ¡Celebra siempre sus propias creaciones!

    2. Tardes de Karaoke. La música siempre será una herramienta para conectar y descubrir. Haga una búsqueda en internet de videos musicales que contengan la letra de la canción favorita de su pequeño, esta es una buena opción para empezar a desarrollar desde temprana edad su gusto musical.

    Además, de esta manera todos los integrantes de la familia podrán participar de forma individual o parejas. Entre cantos, movimientos divertidos, bailes y otras acciones complementarias que ayudarán al desenvolvimiento del lenguaje, a ampliar su vocabulario, estimular su concentración y memoria y mejorar sus capacidades vocales y auditivas.

    1. Nos convertimos en Chef, a los niños les encanta colaborar en la cocina, sobre todo si saben que ellos mismos van a manipular los elementos necesarios para preparar un delicioso postre, ensaladas, pizzetas, entre otras recetas. A los niños les encanta experimentar y conocer, por ello les fascina tocar los alimentos, probar sabores y hacer recetas divertidas.  Más aún, si se sienten acompañados de sus padres o algún miembro del hogar. De esta manera, los niños aprenderán a reconocer texturas, olores, sabores y compartirán un momento agradable en familia. Recuerda que es importante que los niños se sientan parte y participen, por ejemplo, en la preparación del desayuno o del almuerzo en familia. 

    2. Campamento de noche: Es una gran opción si cuentas con una carpa o tienda de camping. También, podemos usar nuestra creatividad y armar una carpa con algunas mantas o sábanas y disfrutar del campamento. Puedes realizarlo en la habitación de tu niño, o en algún espacio como la azotea o jardín. Dale un toque especial, usando linternas para realizar juegos de sombras, cantar canciones con tus niños, contar historias entre otras actividades para hacer especial ese momento.

    3. Cine en casa: Una opción que resulta muy práctica para pasar tiempo con los niños es ver una película. Si bien, puedes acceder a la oferta que ofrecen las principales salas de cine del país, también puedes considerar montar tu propia sala en casa. Más allá del ahorro y la comodidad de esta opción, existen otras ventajas que es importante tener en cuenta: Disfrutar de un momento único y de cercanía con tu familia. Además, podrás responder las preguntar que realicen tus hijos pequeños. Es clave que, cuando decidas ver una película con tus hijos, no lo hagas solo por tenerlos 90 minutos al frente de la pantalla, sino que te des el tiempo para reflexionar o comentar con ellos qué aprendieron. Conversa sobre su opinión sobre los personajes o sus acciones, si les gustó el final o no. Y, sobre todo, jamás olvides las palomitas de maíz.

    4. Creando personajes: Jugar al doctor, a la profesora o al médico son actividades sencillas y enriquecedoras. Solo se requiere mucha imaginación, crear una historia divertida y que los padres les presten a los niños prendas y accesorios para que ellos puedan asumir roles y sobre todo empiecen a involucrarse a través del juego en el mundo de los adultos. Así mismo, busca el espacio ideal para recrear la situación que quieren vivir. Por ejemplo, el cuarto de tus hijos se puede transformar en un consultorio médico, en una nave espacial o en un supermercado. 

    5. La búsqueda del tesoro: Un juego divertido por donde lo veas, que genera entusiasmo y ganas de descubrir. Para iniciar el juego, se escoge junto con el niño un objeto de la casa, prenda de vestir o juguete que se pueda esconder. Previamente, junto con su hijo armen un mapa con algunas rutas posibles hacia el tesoro. Diversión garantizada para el pequeño, puedes esconder de 2 a 3 objetos de su interés. En cada posible encuentro, tienes la posibilidad de colocar un premio o recompensa. 

    Los juegos en casa para niños siempre necesitarán la supervisión de un adulto.

    Recuerda la importancia de crear un ambiente seguro y de confianza para los más pequeños. Todos los elementos, juguetes u objetos del juego deben ser revisados por un adulto para que no sean ningún riesgo o peligro. 

    Valoremos el hecho de estar en casa y busquemos momentos para jugar con nuestros hijos, este tipo de experiencias les permiten conseguir seguridad, confianza y libertad. Tengamos en cuenta, que la actitud positiva por parte del adulto es el elemento esencial para el desarrollo emocional de nuestros niños.