• 0 item

    COMO ESTIMULAR EL LENGUAJE EN TIEMPOS DE CUARENTENA

    Lenguaje

    Descubre maneras de promover el lenguaje de tu niño en casa.

    Sabemos que muchos padres de familia se encuentran preocupados por el desarrollo del lenguaje de sus niños en estos días de confinamiento, sin embargo, esta situación se convierte en una oportunidad  para poder desarrollar su vocabulario, ya que ahora tenemos tiempo para estar con  ellos  e interactuar en óptimas condiciones para que adquieran el lenguaje con afecto, comunicación y juego.

    Es por eso, que consideramos importante que estén estimulados y aprendan de manera divertida y sobre todo en familia ya que el ámbito fundamental del lenguaje se aprende en casa.

    Estimulación del lenguaje en casa

    El lenguaje es el principal medio de comunicación, y éste es primordial para regular el comportamiento social y cultural de cada persona. La base de su aprendizaje está en el seno familiar y luego en la escuela; una combinación de ambas es esencial para que se desarrolle al máximo la comunicación del niño.

     

    La comunicación no solo es la práctica de habilidades verbales, sino también se inicia con habilidades no verbales como gestos, señales, sonrisa, contacto visual, expresión facial y corporal, tono de voz, entre otros, por ello es importante:

           Animarlos al uso de gestos y signos que les permita ser comunicadores eficaces hasta que su habla se pueda entender.

           Dar más relevancia a qué tienen para decir que a cómo lo dicen: Importa la temprana adquisición de vocabulario (léxico fonológico) más que la adecuada selección de fonemas (pronunciación). Para que un niño hable debe tener: ¨algo que decir, la oportunidad de decirlo y el ánimo y la satisfacción para que el esfuerzo valga la pena¨(Fuente: Programa Hannen).

    No olvidemos que a través del juego también estimulamos el lenguaje en plenitud ya que es la forma más natural y auténtica que tiene el niño para expresar las experiencias de su vida cotidiana de forma simbólica, imitando ya que aparece alrededor de los 2 años y permite la adquisición de imitar sin modelo, representar imágenes mentales mediante el dibujo, utilizar símbolos en el juego y comunicación verbal.

    Las iniciativas comunicativas de los niños suelen ser: poner nombres a acciones o juguetes, verbalizar secuencias, llamar la atención, pedir ayuda, que el adulto participe, formular preguntas, hacer partícipe a los otros niños, crear espacios compartidos; de manera que como padres debemos fomentar interactuando a diario con ellos en casa.

     

    Consejos para estimular el lenguaje

     

    1.     Cuando hables con tu niño(a) siéntate frente a ellos y a su altura de manera que tu mirada y voz harán sentir tu proximidad. Conversa acerca de lo que está haciendo (vincula el lenguaje con las actividades diarias) eso le ayudará a comprender y memorizar las palabras. En lo posible usar objetos concretos, por ejemplo: ¨Qué grande es la pelota¨.

    2.     Es aconsejable no interrumpir al niño cuando esté contándonos algún acontecimiento.

    3.     Escúchalo aunque su lenguaje no sea del todo claro y haz un esfuerzo por entender lo que el niño quiere decirnos.

    4.     Si el niño tarda en dar respuestas a las preguntas que se le hagan, dale tiempo, no debemos anticiparnos a ellas, ni presionarlo.

    5.     Crea algunos juegos de aprendizaje, en donde puedas pedir al niño que ejecute una indicación (orden) sencilla ¨ me alcanzas tu oso¨, así como plantearles problemas sencillos ¨ No encuentro tus zapatos ¨ ¿Dónde estarán?, guardamos los juguetes.

    6.     Si el niño comete errores en su lenguaje, es muy importante  no reírnos. Lo principal es estimular repitiendo la expresión y sobretodo, corregir de una manera indirecta (corrigiendo las palabras mal dichas y añadiendo las que no dice, de esta manera el niño no se sentirá mal y aprenderá a expresarse correctamente).

    7.     Utiliza un lenguaje claro y sencillo evitando los diminutivos y el lenguaje infantil.

    8.     Jugar con el nombre de los objetos de uso cotidiano, de esta manera incrementaremos el vocabulario  mencionando dichos objetos de manera natural y con simples preguntas. Por ejemplo se puede empezar con el baño, y lo que encontramos dentro de este espacio cuando se realiza el aseo o dicha acción, como el uso de la toalla, el jabón, el agua, entre otros elementos.

    9.     Reforzar acciones simples a través del juego. Por ejemplo, podemos indicarle al niño: ¨ vamos a saltar, nos escondemos debajo de la mesa, damos vueltas¨.

    10.  Cuéntale historias, selecciona un cuento corto con imágenes para apoyar tus palabras.

    11.  Realiza juegos onomatopéyicos, donde los niños puedan imitar los sonidos de los animales, objetos, naturaleza, relacionados con imágenes (tarjetas), titere, muñecos entre otros.

    12.  Utiliza canciones cortas con melodías sencillas, lo ayudarán a seguir el ritmo e intentar repetir las letras de la canción.

    13.  Se puede aprovechar el juego para hablar mediante juegos del lenguaje (veo,veo, canciones, trabalenguas..). Un cuento es una actividad perfecta para estimular el lenguaje, los libros de texturas, son perfectos para interactuar con nuestro hijo.

    14.  Celebra y felicita sus logros, es muy importante motivar y reforzar su autoestima.

    15.  Para que el niño hable bien es importante una buena respiración. Esta tiene que ser por la nariz. Si notan que su hijo tiene una respiración bucal es importante consultarlo con el pediatra.

    16.  Tener en cuenta el tipo de alimentación que se ofrece al niño/a: que sea adecuada a su edad, introduciendo alimentos en su dieta que requieran un esfuerzo progresivo de masticación y deglución, ayudan a ejercitar la musculatura de la boca.

    17.  La música es un medio esencial para el desarrollo lingüístico, es lúdico y divertido y propicia gran variedad de conexiones neuronales activas en el campo del lenguaje y la imitación.

    Por último te sugerimos acondicionar en su habitación u otro ambiente de la casa un espacio lúdico o de aprendizaje con un espejo grande en la pared donde el niño pueda observarse libremente y realizar juegos de lenguaje variado. Es importante saber cómo padres, que el lenguaje se aprende comunicando, expresando, escuchando, relacionando y divirtiéndose más aún si nos encontramos en casa, un espacio cálido para toda la familia.

    Ustedes son los principales educadores de sus pequeños niños, y sus niños aún en cuarentena continúan su estimulación. Confiamos en que lo harán por su bienestar y desarrollo.